0%
Fullscreen
Lights Toggle
Añadir a favoritos

Curiosidades del sexo lésbico

Quiero contaros una historia real sobre mis curiosidades sexuales, sobre como he disfrutado en estos últimos años y que puedas disfrutar tú también como he hecho yo tantas veces en Perla Negra BCN.

Me llamo Mia y tengo 20 años, voy a la universidad y estoy enamorada de la chica de mis sueños, su nombre es jessica, es una chica preciosa, con un pelo largo y sedoso, castaño y que normalmente lleva un moño bastante poco peinado.

Tiene los ojos verdes, de ese tipo de ojos que cuando los miras, no puedes dejar de fijarte en ellos, como puro magnetismo.

Además, tiene una figura muy curvilínea, por este motivo recibe siempre una gran atención de los hombres por los pasillos de la universidad, siempre con sus faldas ultra cortas y sus camisetas ajustadas, te puedes dar cuenta de lo preciosa que es.

Yo soy una chica promedio, rubia, ojos azules claros, cabello rubio y un culo y unas tetas bien grandes, quizá incluso demasiado para poder ser una chica top… pero a quien le encanta disfrutar de unas buenas tetas y un buen culo en el que ponerse a disfrutar a lengüetazos.

Jessica sin embargo está más allá de cualquier chica o chico con los que he salido o he tenido sexo, ahora soy una chica más mala que antes, lo único que quiero es sentirme bien y para eso necesito a jessica en mi vida.

Un día, caminando por los pasillos, vi al amor de mi vida, jessica y pensé, “woow jessica que sexy estás hoy”, ella me miro de arriba abajo y mientras caminaba junto a ella tropezó con mi hombre, se cayeron los libros y juntas nos pusimos a recogerlos, “Lo siento por el golpe”, me miró y me pareció increíble que me calentara tanto con simplemente ver moverse sus labios mientras me los imagino lamiendo mi clítoris.

Cuando recogía el último libro, nuestras manos se rozaron y pudimos sentir juntas la magina como si tocásemos el cielo, creo que esto es algo que sentimos las dos a la vez, resulta curioso como la atracción sexual se puede despertar en un momento tan inoportuno, estábamos en un pasillo del instituto y no era el lugar donde poder practicar sexo.

Dado que fue ella quien me tiró los libros, tras disculparse me invito a pasar luego por su casa a tomar algo y conocernos un poco mejor.

Estaba perpleja, la chica más encantadora y preciosa me estaba invitando a tomar algo con ella, ¡rápidamente respondí “Siiii!”.

No quise hacerla esperar y esa misma tarde llegue a su casa puntual, incluso… debo decir que esperé unos minutos fuera de su casa ya que la impaciencia podía conmigo y salí un poco pronto hacia su casa…

Mientras nos mirábamos en de un sofá a otro, ella comenzó a contarme que sus padres se habían marchado de viaje y que era una suerte que tropezásemos juntas justo el día que sus padres estaban fuera de la ciudad.

Mientras ella traía algo de beber desde la cocina, yo no paraba de darle vueltas a la idea de poder tener sexo con ella, cuando volvió de la cocina, en vez de sentarse en el sofá justo enfrente del mío, se sentó justo a mi lado, para mí eso es una clara señal de que quiere algo conmigo, no duda ni un segundo y me abalancé sobre su cuello y comencé a besarla.

Aunque ella no tenía unos pechos muy grandes yo estaba dispuesta a hacerla disfrutar con los míos, comencé quitándome la camiseta y poniendo sus manos sobre mis pechos, fue increíble como mordía mis pezones y hacia que mi vagina se humedecería hasta casi chorrear.

Lo hicimos allí mismo, en el sofá, disfrutando de nuestros cuerpos, de mis pechos y de su increíble clítoris rasurado, todo en ella era perfecto, incluso su rasurado era perfecto, podía regodearme durante largos minutos acariciando mi lengua sobre su clítoris como una manta de terciopelo sobre una cama.

Tras varias horas frotando nuestros cuerpos ya sudorosos nos quedamos dormidas, pasamos la noche juntas y debo decir que fue la experiencia más maravillosa de mi vida, de echo… fue tan maravillosa, que cuento esto hoy al público por que a día de hoy, seguimos juntas, tras 15 años en los que hemos disfrutando enormemente de las curiosidades del sexo y solo podemos pensar en todos los placeres que aún nos quedan por descubrir, espero no tardan tanto en volver a escribir pero tener por seguro que volveré con una nueva historia sobre los placeres que practicamos juntas

Game Stats

258 partidas

Etiquetas

, , ,

Categorías de juegos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *