0%
Fullscreen
Lights Toggle
Añadir a favoritos

Dominando a la tia de mi marido

No hay nada que me lleve más lejos en el climax que dominar a una mujer mucho más mayor yo.

Soy una chica muy normalita, unas tetas no muy grandes y un culo que tampoco es nada del otro mundo.

Pero, cuando veo una mujer…, tengo que hacerla mi perra.
La mayoría de veces si ellas me lo permiten mi marido también suele disfrutar juntos.

Ya me pasó con las chicas de lasuitebcn.com que saben perfectamente como dominar y ser dominadas en la cama…

Mi marido tiene una buena polla y nunca he pensado en engañarlo, simplemente no tengo el deseo de hacer ciertas fantasías con el.
Pero con una sexy, grande y puta gorda, dios eso si me da deseos de follar.

Bueno, mi esposo y yo habíamos estado casados ​​5 años cuando conocí a su tía Linda.
Desde el momento en que la conocí la quería.
Ella fue creada para mi y es perfecta.
Rubia, ojos azules y  una talla 40 de tetas gordas, cintura delgada de 26 pulgadas y un culo gordo y jugoso de 38 pulgadas y ella era alta 5’8 “.
No podía apartar mis ojos de ella. La quería y la quería mal… (tu ya me entiendes).

Supongo que estaba tan en celo con ella que mi marido incluso me dijo algo al respecto.

Solo lo miré con una sonrisa maliciosa.
“Esa perra va a ser mi puta y se comerá mi trasero” dije.

Me llevo algunas botellas de vino, pero, yo la hice mi perra.

Lo único que me molestó es que descubrí que ella y mi esposo tuvieron una aventura de dos años mientras estaba en la universidad.
Necesitaba un lugar donde quedarse y ella tenía un cuarto extra.

El cabrón podría haberme dicho que tenía una tía muy puta con la que podía follar.
Lo que sea…

Voy a decir esto mucho, ella hizo todo lo que le pedí, solo para que mi marido pudiera meterle la polla.

Fue cómico.

Tengo casi una tienda de sexo en nuestro sótano y algunos de mis juguetes son tremendamente grandes.

La puse en un gran cono con el que se penetraba cada vez que se movía mientras me comía el culo con su jugosa lengua.

La perra realmente se puso a mis pies.
Una de mis partes favoritas fue cuando tuve a mi esposo sentado en una silla, ella se subió encima de él como una vaquera y deslizó su polla en su culo, le abrí las piernas y le metí el puño en el coño y le saqué la polla de mi marido mientras ella montaba su polla.
Nunca había visto a mi marido en tal angustia mientras ella conducía su polla con una fiebre que era animal.

Cuando él se metió en su culo, la condujo hasta el borde y ella entró en erupción rociando mi cara con jugo de su coño.

Maldita sea, ella se corrió mucho.
Mientras ella se corría por todo mi cuerpo, ella gritó como una vaca vieja y habló gimiendo.
“jo-er, di-s, p-ta, co-o”
Y casi arranca los brazos de la silla.

Pero yo quería correrme con ella y quedarme justo en detrás abrazándola fuerte, incluso después de que la polla de mi marido se había soltado de su culo y ella había caído al suelo. Solo mantuve el puño follando su coño gordo hasta que se desmayó temblando.

Para los próximos 4 días de su estancia. Fui brutal con ella. Peor entonces alguna vez he tratado a otra mujer.
Incluso le puse una mordaza, le metí un puño en el culo y otro en su coño.
La perra no tenía límites a lo que me dejaría hacer, mientras mi marido la follara en algún momento.

Sé que lo disfrutó más de lo que disfrutó follando con una mujer, pude verlo en la forma en que follan, no era solo una sexo esporádico.

Me molestó un poco, pero, sabía que ella se iría y volvería a donde fuera que viniera, además esto fue mi culpa. ¿Cómo podría estar cabreada con cualquiera de ellos?
Además hizo todo lo posible por convencerme de que no lo hiciera, pero, yo no iba a escucharle.
Tuve que follarla.

Sin embargo, nuestra última sesión de sexo no fue como la que había experimentado antes en mi vida.

Los dos me follaron.
No fue bruto, mezquino, violento, era suave, fácil y cariñoso. Todo era sobre mí.
Me follaron hasta que no pude aguantar más y me desmayé.

Esa fue la mejor semana de mi vida.
Todavía me gusta dominar. Pero, eso es ahora un nuevo nivel.

Game Stats

253 partidas

Categorías de juegos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *